AYER NOS LO PASAMOS «CHUPIGÜAI» JUGANDO A LA «TUTA» Y A LA «RANA» EN MONASTERIO DE RODILLA.

Los más mayores se pudieron sentir como cuando eran mozos rememorando sus tiempos de juegos populares en la calle. No sólo brillaban las chispas que saltaban en el choque de la «tuta» contra el pavimento…, esos ojillos…

Antiguamente eran años en los que no había presupuesto municipal y para divertirse sólo había que demostrar actitud para querer hacerlo… ¿Acaso piensas realmente que el presupuesto municipal es la base de la diversión?

¡HOY NO LO ESTÁ SIENDO NI PARA ATRAER POBLACIÓN AL PUEBLO!

Ayer jugaron a la «tuta» y a la «rana» los niños y los adultos de todas las edades, los unos recordaban, los otros aprendían…

…¿QUIÉN NO HA DISFRUTADO CON ESA SENSACIÓN DE «GUSTIRRINÍN» QUE DA EL PICARSE UN POCO AFINANDO LA PUNTERÍA?…

TRITIUM AUTRIGONUM quiere agradecer su aportación a todos los vecinos que de forma desinteresada han aportado su «tuta» y  su «rana», para un bien común, «el disfrute y rememoración de nuestras ancestrales buenas costumbres«. Lo demás…, no menos importante…, lo habéis puesto vosotros…

¡GRACIAS A TODOS!


«A tu puerta hemos llamado
cuatrocientos en cuadrilla
y si quieres que cantemos
saca cuatrocientas sillas».
 
«Para empezar a cantar
señores licencia pido
no digan a la mañana
forastero y atrevido».
 

RABELADAS CASTELLANAS.