CON LAS PERSIANAS BAJADAS NO SE RENUEVA EL AIRE, NI ENTRA LA LUZ DEL SOL. ¡LO QUE NO MEJORA…, EMPEORA!

Numerosos vecinos han observando, desde hace varios años, cómo han estado discurriendo por el Ayuntamiento algunas personas no ligadas con el pueblo que poseían ciertas similitudes con lo que coloquialmente se conoce como «los hombres de negro».

Quizás tú también los hayas visto, incluso algunas veces a horas intempestivas o en reuniones a persiana bajada.

Puesto que desde la Institución Municipal no se nos han otorgado explicaciones a las numerosas peticiones e incluso solicitudes de reunión,  no ha quedado más remedio que acudir a los Organismos Públicos que SÍ atienden a los ciudadanos. Estos Organismos, que se encuentran ligados con las Administraciones Estatal y Autonómica, paradójicamente, han demostrado más cercanía con el vecino que nuestro propio Ayuntamiento.

Por las informaciones de diversa índole que nos habéis facilitado, podrían existir algunos asuntos en nuestro pueblo que justificarían la presencia de este tipo de «hombres de negro»:

  • La denuncia relacionada con los posibles perjuicios por la construcción de un muro con ventanas junto al solar de la antigua fonda.
  • Las presuntas ocupaciones de dominio público, desaparición de caminos o callejas.
  • Lo acontecido con el polideportivo.
  • La caída del aerogenerador en el parque eólico Veleta.
  • La posible falta de disponibilidad de fondos del presupuesto municipal del año 2021.
  • El desconocimiento de en qué se han gastado los dineros públicos del año 2020.
  • El estado de tramitación de la salida de la AP-1 próxima al pueblo.
  • El presunto delito cometido en el local municipal de la cantina y su posterior resultado judicial.

Ninguno de estos asuntos sería baladí para el futuro de nuestro pueblo, por ello se espera que desde el Ayuntamiento se ofrezca luz sobre los mismos en la próxima sesión plenaria.

TRITIUM AUTRIGONUM hará un seguimiento…

38 ideas de Lo que vaya pensando | emoticonos whatsapp nuevos, imagenes de  emoji, emoticones imagenes

… y os mantendrá informados.


¿En cual de estos asuntos ha sido necesario un gasto jurídico por importe de 6.550,80 €?

¿Alguien ha recapacitado?


«Ya con las desventuras iba comenzando a ver la luz de que gozan los que siguen a la virtud y, protestando con mucha firmeza de morir antes que hacer cosa baja ni fea, sólo trataba del servicio de mi amo, de su regalo, de la limpieza de su vestido, cama y mesa. De donde vine a considerar y díjeme una noche a mí mismo:

« ¿Ves aquí, Guzmán, la cumbre del monte de las miserias, adonde te ha subido tu torpe sensualidad? Ya estás arriba y para dar un salto en lo profundo de los infiernos o para con facilidad, alzando el brazo, alcanzar el cielo. Ya ves la solicitud que tienes en servir a tu señor, por temor de los azotes, que dados hoy, no se sienten a dos días. Andas desvelado, ansioso, cuidadoso y solícito en buscar invenciones con que acariciarlo para ganarle la gracia. Que, cuando conseguida la tengas, es de un hombre y cómitre. Pues bien sabes tú, que no lo ignoras, pues tan bien lo estudiaste, cuánto menos te pide Dios y cuánto más tiene que darte y cuánto mejor amigo es. Acaba de recordar de aquese sueño. Vuelve y mira que, aunque sea verdad haberte traído aquí tus culpas, pon esas penas en lugar que te sean de fruto. Buscaste caudal para hacer empleo: búscalo agora y hazlo de manera que puedas comprar la bienaventuranza. Esos trabajos, eso que padeces y cuidado que tomas en servir a ese tu amo, ponlo a la cuenta de Dios. Hazle cargo aun de aquello que has de perder y recebirálo por su cuenta, bajándolo de la mala tuya. Con eso puedes comprar la gracia, que, si antes no tenía precio, pues los méritos de los santos todos no acaudalaron con qué poderla comprar, hasta juntarlos con los de Cristo, y para ello se hizo hermano nuestro, ¿cuál hermano desamparó a su buen hermano? Sírvelo con un suspiro, con una lágrima, con un dolor de corazón, pesándote de haberle ofendido. Que, dándoselo a él, juntará tu caudal con el suyo y, haciéndolo de infinito precio gozarás de vida eterna. »

En este discurso y otros que nacieron dél, pasé gran rato de la noche, no con pocas lágrimas, con que me quedé dormido y, cuando recordé, halléme otro, no yo ni con aquel corazón viejo que antes. Di gracias al Señor y supliquéle que me tuviese de su mano. Luego traté de confesarme a menudo, reformando mi vida, limpiando mi conciencia, con que corrí algunos días. Mas era de carne. A cada paso trompicaba y muchas veces caía; mas, en cuanto al proceder en mis malas costumbres, mucho quedé renovado de allí adelante. Aunque siempre por lo de atrás mal indiciado, no me creyeron jamás. Que aquesto más malo tienen los malos, que vuelven sospechosas aun las buenas obras que hacen y casi con ellas escandalizan, porque las juzgan por hipocresía.»

MATEO ALEMÁN Y DE NERO.