¿QUÉ PASA CON LA CANTINA DE MONASTERIO DE RODILLA?

En la siguiente entrevista realizada al alcalde el 23 de abril de 2020 en el diario digital Noticias de Burgos, se manifestó alguna de las ventajas que existían al tener una Cantina útil durante el periodo de la pandemia: “En Monasterio de Rodilla hay vecinos solidarios, como los propietarios de la Cantina que se han ofrecido a hacer la compra y la comida para todos aquellos vecinos que por alguna circunstancia no puedan hacerlo”.

http://www.noticiasburgos.es/2020/04/23/antonio-jose-ibeasel-ayuntamiento-esta-la-espera-recibir-material-proteccion-repartirlo-los-vecinos/

Conviene aclarar que la Cantina no es propiedad privada sino que es propiedad municipal, por ello el Ayuntamiento sacó por procedimiento abierto la licitación para la explotación de su gestión, como se indicó en la sesión plenaria de 13 de agosto de 2019. Procedimiento que acabó con una adjudicación directa por resolución de Alcaldía de fecha 07 de septiembre de 2019. 

Sin embargo, los vecinos nos hemos encontrado que desde junio de 2020 la Cantina se encuentra cerrada con un cartel que anuncia “cerrado por avería”. 

Ante la inactividad generada y la falta de aclaraciones otorgadas mediante las sesiones plenarias, la Asociación Vecinal propuso a mediados de octubre de 2020 una reunión con el alcalde para tratar lo concerniente con este problema, poder contrastar si las informaciones que circulan sobre los motivos del cierre son correctas y, en su caso, poder proponer una alternativa. 

A pesar que el alcalde manifestó en la noticia expuesta al inicio del presente escrito que “… y  aquí estamos para todo lo que nos necesiten“, TRITIUM AUTRIGONUM no ha recibido contestación a su solicitud de reunión.

¿HASTA CUÁNDO SE VA A CONTINUAR CON ESTA FALTA DE ATENCIÓN A LAS PROPUESTAS REALIZADAS POR LA ASOCIACIÓN VECINAL, MIENTRAS TODOS ESTAMOS SUFRIENDO EL DESMANTELAMIENTO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES MÁS NECESARIOS Y TRADICIONALES?

Era lo último que iba quedando de un pasado cuyo aniquilamiento no se consumaba, porque seguía aniquilándose indefinidamente, consumiéndose dentro de sí mismo, acabándose a cada minuto pero sin acabar de acabarse jamás.

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.