TARJETA ROJA PARA EL AYUNTAMIENTO DE MONASTERIO.

En estos momentos la Cuenta General del año 2020 se encuentra a exposición pública. Dentro de los documentos que en ella se exponen, se podría consultar en qué se ha gastado el dinero de los vecinos durante el año 2020. También, de dónde han venido las rentas que han supuesto los ingresos del pueblo. Además, se podría consultar lo que sobre lo anterior hubieran informado los ediles a través del informe de la Comisión Especial de Cuentas.

La Asociación Vecinal acudió el pasado miércoles al Ayuntamiento a consultar la Cuenta General y el informe de la Comisión Especial de Cuentas, puesto que se encuentran a exposición pública.

En el siguiente enlace se puede consultar el anuncio de la exposición pública:

http://bopbur.diputaciondeburgos.es/sites/default/files/private/publicado/bopbur-2021-200/bopbur-2021-200-anuncio-202105766.pdf

El pasado miércoles era día de atención al público y la hora a la que se pasó fue las 12:00, también dentro del horario público de atención a los vecinos.

Se pudo constatar la queja que muchos de vosotros nos habéis hecho llegar, la puerta del Ayuntamiento se encontraba cerrada con llave en día y horario de atención al público.

Desde la Asociación pudimos comprobar que, a pesar de que dentro de la casa consistorial sí  se encontraban los servicios administrativos del mismo y alguien más…, la llave estaba echada.

La casa consistorial es un bien de DOMINIO PÚBLICO adscrito a un SERVICIO PÚBLICO, destinado al mismo para el cumplimiento de los fines de responsabilidad de la entidad local.

Es decir, la casa consistorial de un Ayuntamiento no tendría que llegar a considerarse como una especie de fortificación en la que las personas que SE ENCUENTREN AL SERVICIO DE LOS VECINOS puedan llegar a interpretar que tuvieran derecho a atrincherarse dentro del mismo, como si los vecinos fueran algún tipo de elemento hostil hacia ellos.

Más aún si cabe cuando, dentro de este tipo de edificio público, existe un expediente en proceso de exposición pública para que cualquier interesado pueda acudir a consultarlo.

Porque, el expediente de las cuentas públicas se podrá consultar completo durante el periodo de exposición pública…

¿O NO?

Porque, a nadie en el Ayuntamiento se le habrá ocurrido que ir a consultar las cuentas en periodo de exposición pública es análogo a solicitar cita para que te atienda el médico…

¿VERDAD?

Desde la Asociación Vecinal no se comparte que, habiendo servidores públicos dentro del Ayuntamiento, la puerta del mismo se encuentre echada con llave. Más aún cuando esto acontece coincidiendo con la existencia de periodos en vigor de exposición pública.

…………………………………..

«¡Ay mísero de mí! ¡Y ay infelice!
Apurar, cielos, pretendo
ya que me tratáis así,
qué delito cometí contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

Sólo quisiera saber,
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito de nacer),
qué más os pude ofender,
para castigarme más.
¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
que yo no gocé jamás?

Nace el ave, y con las galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma,
o ramillete con alas
cuando las etéreas salas
corta con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que deja en calma:
¿y teniendo yo más alma,
tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas,
gracias al docto pincel,
cuando, atrevido y crüel,
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto:
¿y yo con mejor distinto
tengo menos libertad?

Nace el pez, que no respira,
aborto de ovas y lamas,
y apenas bajel de escamas
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira,
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío:
¿y yo con más albedrío
tengo menos libertad?

Nace el arroyo, culebra
que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,
entre las flores se quiebra,
cuando músico celebra
de las flores la piedad
que le dan la majestad
el campo abierto a su ida:
¿y teniendo yo más vida
tengo menos libertad?

En llegando a esta pasión
un volcán, un Etna hecho,
quisiera sacar del pecho
pedazos del corazón.
¿Qué ley, justicia o razón
negar a los hombres sabe
privilegio tan süave,
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?»

PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA Y BARREDA GONZÁLEZ DE HENAO RUIZ DE BLASCO Y RIAÑO.