TRITIUM AUTRIGONUM AGRADECE SU DEDICACIÓN A LA MÉDICA Y A LA FARMACÉUTICA DEL MUNICIPIO.

El centro de salud del municipio está dotado de un desfibrilador. Parece ser que este puede llegar a ser manejado por personal no sanitario, siempre que cuente con la correspondiente formación. De esta forma, se podrían llegar a atender urgencias en el menor tiempo posible pues, fuera del horario de asistencia de los facultativos, el centro se encuentra cerrado. La Asociación ha sido informada que existen diversos centros en los que se podría obtener esta formación, previo pago de la correspondiente inscripción. Además también sería conveniente que se contratara el correspondiente seguro.

La Asociación solicita que se pongan en contacto con ella aquellas personas con disponibilidad y próximas a Monasterio de Rodilla que posean formación relacionada con la materia o hayan pensado adquirirla. Se pretende elevar al Ayuntamiento una propuesta de financiación para esta actividad.

¿Sabías que La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, también conocida como Expedición Balmis en referencia al médico español Francisco Javier Balmis (alicantino), fue una expedición de carácter filantrópico que dio la vuelta al mundo y duró desde 1803 hasta 1806 y su objetivo era, en principio, que la vacuna de la viruela alcanzase todos los rincones del Imperio español,  ya que la alta letalidad del virus estaba ocasionando la muerte de miles de niños?

El subdirector de esta expedición fue José Salvany y Lleopart (leridano).  La Rectora de la Casa de Expósitos de La Coruña, Isabel Sendales Gómez (coruñesa). El conjunto de sus miembros fueron: 

“Director: Francisco Xavier Balmis y Berenguer. Ayudantes: Manuel Julián Grajales (toledano), Antonio Gutiérrez Robredo (madrileño). Practicantes: Francisco Pastor y Balmis Rafael Lozano Pérez. Enfermeros: Basilio Bolaños Antonio, Pastor Pedro Ortega. Rectora de la Casa de Expósitos de La Coruña: Isabel Sendales y Gómez. Niños de la Casa de Expósitos de Santiago: Vicente Ferrer (7 años) Pascual Aniceto (3 años) Martín (3 años) Juan Francisco (9 años) Tomás Metitón (3 años) Juan Antonio (5 años) José Jorge Nicolás de los Dolores (3 años) Antonio Veredia (7 años) Francisco Antonio (9 años) Clemente (6 años) Manuel María (3 años) José Manuel María (6 años) Domingo Naya (6 años) Andrés Naya (8 años) José (3 años) Vicente María Sale y Bellido (3 años) Cándido (7 años) Francisco Florencio (5 años) Gerónimo María (7 años) Jacinto (6 años) Benito Vélez (hijo adoptado de Isabel Sendales y Gómez)”. Datos obtenidos del siguiente enlace sobre la expedición: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/5.pdf

¿Sabías que se considera la primera expedición sanitaria internacional de la historia y se puede entender globalmente como «una caravana infantil con rumbo al Nuevo Mundo para transportar la vacuna y prevenir las epidemias de viruelas y que dio como resultado uno de los viajes más extraños que tiene como protagonista a la medicina y a la ciencia en el siglo XIX»?

Yo vine a España no como los charlatanes y los curanderos que, vendiendo sus drogas, han sacrificado a los pueblos para llenarse los bolsillos, sino como un profesor instruido en la materia, deseoso de procurar el bien público y de cumplir la misión importante que se le dió para ser útil al rey, a la patria y a la salud de los hombres, y siempre en menoscabo de mis intereses, de mi tranquilidad y de mi bienestar”.

FRANCISCO JAVIER DE BALMIS Y BERENGUER.

Hoy el espíritu deportivo de nuestro siglo se asombra y sigue con una colectiva y popular inquietud las caprichosas o estériles peripecias de un alpinista o de un cazador; Salvany a través de los Andes, abandonado o perseguido, entre gritos de júbilo, naufragios y temporales, perdiendo jirones de su integridad física; manco en los Andes; mutilado en un ojo en Guaduas, en la polvareda de los caminos, traza una ruta heroica en beneficio de la humanidad, de esta humanidad que no sabe de él siquiera cuál fue su fin“.

GONZALO DÍAZ DE YRAOLA.

La miserable Rectora que con excesivo trabajo y rigor de los diferentes climas que hemos recorrido, perdió enteramente su salud, infatigable noche y día ha derramado todas las ternuras de la más sensible Madre sobre los 26 angelitos que tiene a su cuidado, del mismo modo que lo hizo desde La Coruña y en todos los viajes y los ha asistido enteramente en sus continuadas enfermedades“.

FRANCISCO JAVIER DE BALMIS Y BERENGUER.

Parece que a nuestro personal sanitario la casta le viene de largo. ¿Qué país ha producido eso?                                 

     Real Orden, circular de 1 de septiembre de 1803

¡SIMPLEMENTE, ESPAÑA!

¡MUCHAS GRACIAS A ELLAS!